El presidente José Isabel Badillo Jaramillo, hizo entrega de 1000 cubrebocas KN95 a enfermeras del Hospital General de San Pablo del Monte reconvertido en Hospital COVID-19 en apoyo al personal que día a día ofrece atención y servicio a personas infectadas del mortal virus.

Durante la entrega el alcalde reconoció la labor del personal médico que enfrenta la pandemia:

“Reconozco el trabajo que desempeñan los médicos, las enfermeras, personal de intendencia, laboratoristas, todo el equipo que día con día pone su empreño en salvar vidas y combatir este virus que nos ataca” dijo el alcalde.

De acuerdo con las autoridades de salud del gobierno federal y estatal, el uso de mascarillas es de suma importancia, ya que disminuye el riesgo de contraer COVID-19, en este sentido, Badillo

Jaramillo hizo una donación al hospital del sur, a fin de contribuir en el cuidado del personal que labora en dicho lugar, ya que se exponen al peligro de contraer el SARS CoV-2.

El cubreboca funciona como una barrera física para la boca y nariz que protege contra agentes contaminantes. Asimismo, reduce la exposición a secreciones de alguna persona infectada.

Martha Ramírez Rodríguez, Jefa de enfermería del Hospital General de San Pablo del Monte, agradeció al presidente municipal por el donativo al personal del nosocomio.