Hay jugadores que mejoran con el tiempo como el mejor vino. En la NFL el máximo exponente de este hecho es Tom Brady, un jugador que a sus 43 años optará a una nueva Super Bowl contra todo pronóstico tras dejar el club de su vida y emprender una nueva aventura en Tampa Bay.

Tras una etapa gloriosa en los New England Patriots con seis títulos y nueve participaciones en el partido de los partidos, Brady necesitaba un cambio de aires y buscar ambición lejos de Nueva Inglaterra, y a todas luces la ha encontrado. Seguir ampliando su palmarés no será fácil en esta edición, ya que como señalan las apuestas de la Super Bowl, Patrick Mahomes se encuentra en un estado de forma óptimo para hacer que los Chiefs conquisten su segundo trofeo Vincent Lombardi de forma consecutiva.

Se avecina un espectáculo único que todos los aficionados a la NFL no deben desaprovechar. Es probable que Mahomes se convierta en uno de los mejores mariscales de la historia, pero de momento, esa vitola la tiene Brady por todo lo conseguido hasta el momento. 

El ex de Nueva Inglaterra es uno de los integrantes indiscutible del mejor equipo histórico de la Super Bowl. Todo lo conseguido con anterioridad viene a refrendar que su juego ha marcado a una generación, permitiendo a la NFL conquistar nuevas fronteras como consecuencia de la magia de sus pases. Sin duda, un espejo en el que debe mirarse su rival de posición el próximo domingo, ya que las condiciones de Patrick Mahomes son innatas para este deporte, la duda que puede surgir es la de si puede ser tan longevo como Brady al más alto nivel. Este hecho únicamente el tiempo podrá determinarlo. Por ahora el puesto de mariscal histórico de la Super Bowl es claro para el de Tampa Bay.

La parcela defensiva es un hecho que ha privado en alguna ocasión a Brady de haber materializado todas sus finales. Muchos nombres han pasado a la historia de la Super Bowl por sus papeles decisivos en la zaga, conformando una plantilla de ensueño. ¿Estás de acuerdo con estos dos rosters?