Un doctor fue acusado de matar al menos a dos pacientes y alterar sus registros médicos en un hospital de Italia

A fin de liberar camas en un hospital del norte de Italia, un doctor le quitaba la vida a pacientes de la tercera edad enfermos de COVID-19.

De acuerdo con la revista Newsweek, el médico identificado como Carlo Mosca, quien fuera jefe del departamento de emergencias del Hospital Montichiari, ubicado en la ciudad de Brescia, administraba dosis letales de medicamentos a los pacientes enfermos durante la primera ola de contagios, ocurrida en marzo.

El doctor fue arrestado esta semana acusado de matar al menos a dos pacientes y alterar sus registros médicos.

Según revelaron los fiscales, Mosca administró dosis letales de anestésicos y bloqueadores neuromusculares a pacientes de edad avanzada, lo que ocasionó la muerte de Natale Bassi, de 61 años y de Angelo Paletti, de 80 años.

Tras ser exhumados, se determinó que tenían dosis de succinilcolina y propofol en su sistema, fármacos que comúnmente se suministran a los pacientes cuando se colocan en un ventilador.

Sin embargo, los investigadores encontraron en los archivos médicos que ninguno de los pacientes fallecidos fue intubado mientras estaban hospitalizados.

Doctor ordenaba a enfermeras matar a pacientes

Las autoridades dieron a conocer algunos mensajes entre enfermeras, quienes discutían que el doctor les había ordenado suministrarles dichos medicamentos para causarles la muerte.

“¿Te pidió que administraras las drogas sin intubarlas?”, cuestionó una enfermera a lo que otra respondió: “No, estoy matando pacientes sólo porque él quiere liberar las camas. Esto es una locura”.

Pese a que las enfermeras rechazaron cumplir sus órdenes, el propio Carlo suministró los medicamentos y les provocó la muerte