Luego de que se diera a conocer que este martes 12 de enero iniciará la vacunación para personal que labora en el sector salud, trabajadores de la Secretaría de Salud (SESA), temen que la corrupción que impera al interior de esta dependencia que maneja René Lima Morales en contubernio con Blanca Águila Lima, permita que la vacuna contra el COVID-19 la reciban personas ajenas a esta área.

Como es costumbre en una de las dependencias que más casos de corrupción acumula, se presume que las vacunas podrían salir de las instituciones de salud para beneficiar a familiares y amigos tanto de René Lima como de Blanca Águila, ambos priístas que han hecho de la SESA un gran negocio.

Será el 12,13 y 14 de enero que se realice la vacunación, tal y como lo dio a conocer Hugo López- Gatell en la conferencia mañanera que ofrece el gobierno federal.

En otras partes del país, ya se ha denunciado a personas que utilizando sus influencias, se han hecho de la vacuna sin ser parte del segmento que en este momento le toca recibir la dosis.

En este sentido, el personal de salud exigió que se cumpla conforme a los planes elaborados por el gobierno federal y que no se dé prioridad a ningún líder sindical o personaje influyente.