Mientras el titular del Sepuede, Manuel Camacho Higareda recita versos poéticos a sus gatos, personal que labora en Protección Federal vive en condiciones precarias en el estado de Durango a pesar de que en un principio les dijeron que la labor a realizar sería en Tlaxcala.

Fue en agosto que ingresaron bajo la promesa de que la plaza laboral se encontraba en la entidad, sin embargo, los tlaxcaltecas fueron llevados a Durango para desempeñar sus funciones.

En este estado viven en condiciones precarias, ya que aseguran que llegan a ser hasta cuatro personas las que viven en un mismo cuarto, lo que contrasta con la promesa de trabajo que en su momento les fue ofertada.

Los agraviados aseguran que son complicadas las condiciones que viven y están en riesgo latente de contagiarse de COVID-19 debido a que viven muchos en un solo lugar.

Lamentaron que Manuel Camacho les haya mentido y ahora sufran estas difíciles condiciones por la necesidad de tener un sustento para la familia.