El aumento en el número de contagios y en consecuencia por COVID-19 en Tlaxcala es un hecho tanto en las cifras oficiales que maneja la Secretaría de Salud (SESA) como en las no oficiales que se reflejan en las redes sociales en las que publican tanto muertes como la necesidad de tanques de oxígeno para quienes han adquirido esta enfermedad.

De acuerdo con los datos de la SESA en Tlaxcala, sólo en el lapso entre el 21 y el 26 de diciembre, se han acumulado un total de 325 contagios y 32 personas fallecidas por COVID-19, lo que muestra que esta enfermedad continúa en ascenso.

En promedio se tiene que esta última semana se han contagiado 54 personas al día, teniendo algunas jornadas con más de 80 positivos, mientras que la media del número de muertes es de 5.3 personas cada 24 horas.

Si se atiende el programa Centinela que argumenta que por cada caso se debe multiplicar por 9.2, tendríamos casi 3 mil contagios en 6 días y cerca de 300 fallecidos.

Con las reuniones familiares propias de la época decembrina, se espera que en los próximos días aumente la intensidad en el número de contagios, así como los fallecimientos que en muchos de los casos no se tipifican como COVID-19.