Los llamados a redoblar o reforzar las medidas sanitarias para frenar los contagios de Covid-19 llegaron tarde o no han tenido los efectos esperados, pues el número de personas infectadas va en aumento, así como la solicitud de pacientes que necesitan una cama con ventilador.

De acuerdo con los datos de la Secretaría de Salud, en los últimos días se ha confirmado un promedio de 56 tlaxcaltecas enfermos de coronavirus, pero las personas con síntomas se han incrementado y se espera que Tlaxcala pueda reportar en breve 80 infectados cada 24 horas.

El 19 de diciembre se tenían contabilizados 10 mil 124 casos, pero para el 23 de diciembre ya había confirmados 10 mil 407 pacientes, es decir, en cinco días se tuvieron 283 nuevos enfermos y 17 fallecimientos en ese lapso de tiempo.

Ayer, el estado de Guanajuato reveló que regresará a semáforo rojo del 25 de diciembre al 10 de enero debido al aumento de contagios y hospitalizaciones por Covid-19.

Por su parte, Hugo López-Gatell Ramírez, Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud informó que la pandemia de coronavirus en México se está acelerando, lo cual, se refleja en que ya se superó, el número máximo de hospitalizaciones que se registró durante el primer pico en julio pasado.

En Tlaxcala no se descarta que se endurezcan las medidas sanitarias para evitar contagios de esa mortal enfermedad, sobre todo porque los datos confirman que en pocos días la entidad podría superar los infectados que por semana se alcanzaron y que el más alto fue de 567 enfermos de Covid-19.