En ese sentido, se pide a los trabajadores no contestar números no identificados, si lo hace se recomienda no compartir información personal y mucho menos la relacionada con tarjetas de crédito, débito y nómina.

De igual manera, si alguien supone una llamada falsa, de extorsión, engaño o se presuma fraude, esta debe ser reportada inmediatamente al 911, para que la policía cibernética cuente con mayores elementos para atender las solicitudes de apoyo.

Se recomienda mantener comunicación constante con familiares y amigos a fin de evitar extorsiones, en caso de ser alertados sobre una emergencia familiar, es muy importante mantener la calma y verificar la situación. 

Con estas recomendaciones, se busca concientizar a los trabajadores de la educación sobre la importancia de no compartir datos confidenciales como contraseñas, códigos de verificación o claves de acceso a nadie que les marque de un supuesto banco, y así evitar sean sorprendidos por la delincuencia.