La negligencia de las autoridades municipales de Xaloztoc encabezadas por Mario López López, permitió que un grupo de hampones intentaran asaltar un cajero automático, ubicado a un costado de la alcaldía. 

Testigos de la zona se percataron de un estallido en el despachador de efectivo, por lo que fueron alertadas las autoridades, quienes emprendieron una búsqueda, pero no lograr capturar a los responsables. 

Se trata del cajero de la institución bancaria Santander el cual estaba dañado, pero no fueron capturados los responsables.

Luego de una inspección a la máquina expendedora de dinero, los policías en turno determinaron que el robo no fue consumado; sin embargo, hubo daños producto de la explosión que al momento se desconoce cómo fue provocada.