Datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), revelan que los tres primeros trimestres del año, ya se duplicaron los robos a casa habitación en la entidad, repunte que podría estar acompañado de la crisis económica que se generó por la pandemia de COVID-19.

Mientras en el mismo periodo del año pasado se tenía un registro de 98 casos, los primeros nueve meses de 2021 ya tienen 203 denuncias según la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).

En promedio han sido 22 delitos por robo a casa habitación los que se registran ante las autoridades, alcanzando una cifra que ya rebasa los 200 casos.

De mantener la misma tendencia, el ejercicio 2020 podría terminar con alrededor de 250 casos, casi el doble de las 130 denuncias que se tuvieron en 2019.