Un policía en aparente estado de ebriedad, embistió a un motociclista la tarde de este domingo mientras circulaba por el centro del municipio de Yauhquemehcan, siendo protegido por elementos de la corporación a la que pertenece.

El uniformado invadió el carril contrario y de frente chocó contra un motociclista que transportaba tortillas, lo que provocó que vecinos del lugar salieran a ver lo sucedido.

Incluso uno de los testigos, grabó el momento en el que el policía es tranquilizado por una de sus compañeras, sin embargo, la ingesta de bebidas embriagantes no permitiría que actuara con juicio el policía, quien continuaba gritando.

Afortunadamente no hubo lesiones de gravedad y el bohemio uniformado, no enfrentó una consecuencia legal como habría sucedido con una ciudadano común.