La jornada se realizó en la antesala de la reapertura del recinto museístico, prevista para el 16 de octubre; en tanto, la zona arqueológica permanecerá cerrada hasta nuevo aviso


Calpulalpan, Tlax.- Un total de 250 ejemplares de pinos (Pinus) y encinos (Quercus fagaceae), flora endémica de esta región del estado de Tlaxcala, fueron plantados este domingo 4 de octubre en el área perimetral del Museo de Sitio de la Zona Arqueológica de Zultépec-Tecoaque.

Esta iniciativa, desarrollada por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), a través del Centro INAH Tlaxcala y de la dirección de la zona arqueológica, en conjunto con personal de la Universidad Autónoma de Chapingo, reunió a más de 60 participantes quienes, bajo estrictos protocolos sanitarios y de sana distancia, se dieron cita en este importante sitio histórico.

La actividad titulada “Reforestemos Tecoaque y conservemos el patrimonio cultural”, difundida en el marco de la campaña ‘Contigo en la Distancia’, de la Secretaría de Cultura, fue encabezada por el director del Centro INAH Tlaxcala, José Vicente de la Rosa Herrera, así como por el director del sitio arqueológico, Enrique Martínez Vargas, y por el jefe de la Unidad de Servicios Habitacionales de la citada casa de estudios, Josafat Reyes Blancas.

“En Tecoaque existe la problemática de que la actividad agrícola de la región circundante ha levantado gran parte de la vegetación autóctona, por ello, con este primer esfuerzo buscamos recuperar ese paisaje originario y dar, igualmente, una nueva vista con plantas endémicas, tanto a la zona arqueológica como al museo de sitio”, declaró el arqueólogo Enrique Martínez.

Esta primera jornada de reforestación se realizó con acompañamiento de autoridades municipales de Calpulalpan, de allí que al evento también asistieron la secretaria del Ayuntamiento, Silvia Aparicio Sánchez; el director de Planeación y Turismo, Edwin Solórzano Hernández; y el director de Servicios Municipales y coordinador de Ecología, Lucio Pérez Camacho.

También, estuvieron el jefe del Departamento de Resguardo del Centro INAH Tlaxcala, Heberto Ríos Aquino; los ingenieros Héctor Zambrano, José Isaías y Rodrigo Santamaría, lo mismo que personal de custodia de la zona arqueológica y del recinto museístico,  voluntarios de  dicha universidad y representantes de Perma Cultura El Dorado A.C.

Cabe destacar que la actividad se llevó a cabo en la antesala de la próxima reapertura del museo de sitio, prevista para el 16 de octubre, luego de la pausa marcada por la pandemia de COVID-19. La zona arqueológica permanecerá cerrada hasta nuevo aviso.

En lo sucesivo, concluyó el arqueólogo Enrique Martínez, se dará seguimiento al comportamiento de los ejemplares plantados, con miras a plantear una segunda jornada de reforestación, el año entrante.