Este jueves alrededor de una treintena de artesanos dedicados a la elaboración de pirotecnia, se manifestaron para demandar la falta de trabajo y  la crisis que se ha generado a consecuencia de la declaratoria de la emergencia sanitaria. 

Los quejosos se aglutinaron en las casetas de cobro del Arco Norte y de Caminos y Puentes Federales de Ingresos y Servicios Conexos (CAPUFE), ubicadas en los límites de Puebla y Tlaxcala.

Lo productores oriundos de Sanctorum de Lázaro Cárdenas y del Estado de México arribaron a ambas casetas de peaje para levantar las plumas y dejar el paso libre a los vehículos a cambio de una cooperación.

Además con carteles pidieron a las autoridades que se autorice la reactivación de ferias patronales y festividades religiosas para volver a recuperar su economía a beneficio de sus familias.