Nuevamente la violencia regreso a Tlaxcala luego de meses de confinamiento derivado de la contingencia por la pandemia de Covid-19, evidenciando que el segundo estado más seguro del país sigue en ascenso en el número de homicidios dolosos.

El lunes pasado un grupo armado ingresó a un domicilio particular de unos conocidos empresarios y ultimó a cuatro miembros de la familia en el municipio de Mazatecochco en la región sur del estado.

El día de ayer fueron dos mujeres las que fueron encontradas sin vida en Tenancingo y en Papalotla, además de otros dos cuerpos en la comunidad de Atoyatenco en Nativitas.

En dos días son seis asesinatos, por lo que el trabajo incrementará para la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) que pareciera verse rebasada por los criminales.

Ha sido en la actual administración estatal que la violencia ha incrementado de manera importante y sólo faltan unos meses para que el gobierno heredado por Mariano González Zarur llegue a su fin.