Lo que en varios años no pudieron lograr las autoridades locales, las medidas de confinamiento y la situación por la pandemia de Covid-19, además de un mejor gobierno estatal, permitió que durante los primeros meses de 2020 haya una disminución en el número de asesinatos dolosos registrados en la entidad.

De acuerdo con los datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), los primeros siete meses del ejercicio 2020, registraron una contracción del 31 por ciento con respecto al mismo periodo del año pasado.

Fue precisamente a partir de que inició la cuarentena que los asesinatos comenzaron a disminuir, teniendo un total de 63 casos durante el lapso entre el 1 de enero y el 31 de julio.

Y es que el número de homicidios dolosos a partir de qué llegó la actual administración, creció cada año más, no obstante, la pandemia frenó el aumento que se vivía en la moderna gobernanza que está a un año de fenecer con la herencia de Mariano González Zarur.