La encargada de la bodega de evidencias zona Norte, dependiente del Departamento de Servicios Periciales de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), Aida Pérez Rosete, fue exhibida por negarse a usar el cubrebocas en el transporte público y a colocarse el gel antibacterial.

Esto generó la molestia de algunos usuarios de la unidad del transporte público en Apizaco, quienes le tomaron fotografías, ya que la servidora pública, no conforme con negarse a acatar las medidas sanitarias, se mofó de quienes le pidieron que lo hiciera.

“La señorita todavía nos ofendió y prácticamente se acostó en los asientos de la combi, a pesar de que se le pidió que se pusiera gel y cubrebocas o se bajara”, denunciaron.

Pérez Rosete es la encargada de la bodega de evidencias de la zona norte de la Unidad de Investigación del Delito, es decir, que tiene contacto con peritos y oficiales de la Policía de Investigación, situación que pone en riesgo a sus compañeros de trabajo.

En la PGJE hay reportes de varios trabajadores aislados por Covid19, aunado a los cinco decesos que ya registran entre peritos, oficiales y el coordinador de litigio.