Pese a las acciones emprendidas por la Guardia Nacional y la Secretaria de Seguridad Ciudadana, el delito de robo de combustible en Tlaxcala aún sigue vigente, aunque con menor incidencia.

Y es que en municipio de Hueyotlipan fue localizada y luego cancelada una perforación ilegal en el “Gasoducto Morelos”.

La ubicación de la toma se conoció gracias a una denuncia ciudadana que daba cuenta que en un predio llamado «Las Carrozas», se podía observar que en el tubo había un mecanismo adaptado de aproximadamente 30 pulgadas de diámetro.

Ante esto, al lugar indicado arribó policía municipal, Ejercito Mexicano y la Coordinación Estatal de Protección Civil (CEPC), así como personal de la empresa, quienes se encargaron de la reparación del ducto.