El presidente municipal de Amaxac de Guerrero, Faustino Carín Molina Castillo, ha dado pocos resultados desde el inicio de su administración, de hecho, es poca la gente que realmente le tiene respeto como autoridad.

Lo anterior luego de que a este medio llegara una denuncia ciudadana, para informar que los propietarios del Motel ‘La Gaviota’ y el ‘Botanerito’, se pitorrean de la autoridad.

Pues mantienen su servicio en la clandestinidad, aprovechando que el presidente municipal es incapaz de hacer algo positivo a favor de la ciudadanía, sobre todo porque este espacio podría ser un foco de contagios del Covid – 19.

Los comercios no están lejos de la alcaldía, todo parece indicar que al munícipe poco le interesa la salud de los habitantes; pese al semáforo rojo por la pandemia, estos centros de concentración siguen ofreciendo sus servicios sin ninguna restricción.