El canadiense Bryan Adams creó un gran revuelo tras una publicación en la que también interpretó una de sus canciones más famosas

Bryan Adams generó polémica el lunes por la noche tras una publicación sobre el coronovirus en la que culpó de todo a los que comen murciélagos en los mercados chinos húmedos y a los “bastardos codiciosos que crean virus”.

El rockero canadiense, de 60 años, tenía previsto tocar en una serie de conciertos en el Albert Hall de Londres. En su polémica publicación en Instagram, Adams criticó a aquellos en China que frecuentan los mercados húmedos y consumen animales.

“Pero gracias a algunos malditos que comen murciélagos, venden animales en mercados húmedos y bastardos codiciosos que hacen virus, todo el mundo está ahora en pausa. Sin mencionar a los miles que han sufrido o murieron por este virus”, expresó el reconocido músico en su mensaje que acompañó con un video en el que interpreta uno de sus éxitos, “Cuts like a knife”.

Tras esto, hace un alegato sobre el veganismo y a todas las personas afectadas por el virus. “Mi mensaje para ellos, además de muchas ‘putas gracias’, es hazte vegano".

Adams también es activista de los derechos de los animales, autoproclamado vegano y es integrante de la organización People for the Ethical Treatment of Animals (PETA).

El cantante, famoso por éxitos como “Summer of 69”, “(Everything I Do) I Do It For You” y “Cuts Like a Knife”, realizó una interpretación acústica de este último durante la publicación, donde también compartió que estaba cumpliendo el aislamiento con su familia.

“Ha sido genial pasar el rato aisladamente con mis hijos y mi familia, pero extraño a mi otra familia, mi banda, mi equipo y mis fanáticos”, agregó, durante la publicación de Instagram. “Cuídense y esperemos que podamos volver a ver el show pronto. Haré un fragmento de cada álbum que se suponía que debíamos realizar durante los próximos días ".

El cantante recibió duras críticas y fue acusado de racista en las redes sociales. Pero no fue el único músico en pronunciarse en contra de la venta de animales en Asia. Hace unas semanas, Paul McCartney culpó a los mercados húmedos de la pandemia, pidió el cierre de dichos locales comerciales en el país asiático y reclamó a China algo más de higiene. "Seamos sinceros, es un poco medieval comer murciélagos”, consideró el ex Beatle en una entrevista radial para el programa estadounidense The Howard Stern Show.

“Una basura racista proviene de alguien a quien respetaba”, “El mensaje xenófobo racista de Bryan Adams ha estado activo por 10 horas. El daño ya está hecho”, fueron algunos de los comentarios que recibió el cantante vía Twitter.

Sin embargo, el grupo de derechos de los animales PETA señaló que la intención de Adams era promover el veganismo. “Es por eso que es crucial que todos se vuelvan veganos ahora para evitar la próxima pandemia”, escribió en una respuesta a la publicación de Instagram de la estrella. “Depende de nosotros crear un futuro más amable y saludable para todas las especies”.

Sus comentarios y canciones todavía están en Instagram, aunque una publicación similar de Bryan fue eliminada de su cuenta de Twitter el lunes por la noche.

Además de desconocer si el murciélago fue el animal que produjo la transmisión hacia los humanos de la COVID-19, la OMS ha negado el origen en un laboratorio. “Muchos investigadores han podido analizar las características genéticas del virus y no han encontrado indicaciones que apoyen la idea de que el virus se haya construido en un laboratorio”, han señalado desde el organismo internacional