El personal del ayuntamiento esta pidiendo la intervención de las autoridades competentes para que se haga una supervisión y se verifique las condiciones en las que se labora en Tocatlán.

Y es que pese a la pandemia por el covid – 19, el alcalde, José Carmen Hernández Morales, recortó los salarios de la plantilla laboral al 50 por ciento.

Además, se informó que personas de la tercera edad, mujeres embarazadas, hipertensos y diabéticos son obligados a cubrir sus jornadas laborales pese a las disposiciones emitidas por las autoridades estatales y federales. 

Ante la inconformidad que han mostrado algunos quejosos, la autoridad municipal amago con correr a quien se oponga a las disposiciones que se realizan a su contentillo.