Desde ayer los operadores de transporte turístico de Tlaxcala amagaron con redoblar sus exigencias para pugnar por la entrega de apoyos por parte de las autoridades estatales. 

Este miércoles, el grupo de trabajadores del volante se manifestaron en la caseta de cobro en el entronque Cuapiaxtla de la autopista Amozoc-Perote.

Al rededor de 70 conductores se apostaron en el lugar con pancartas en las que exigen al gobierno estatal la liberación de recursos para apoyar a este sector que se ha visto afectado por la contingencia sanitaria del COVID19.

Hasta el momento la manifestación es pacífica y la presencia de estas personas no afecta el cobro del peaje, sin embargo, la circulación de los vehículos es lenta.