La diputada Ana Bertha Mastranzo Corona, negó que la fracción parlamentaria del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) este fracturada como se avizora desde el exterior del Palacio Juárez.

Pero por otro lado admitió que la falta de dialogo es lo que ha generado diferencias y para superarlas o dirimirlas se necesita tener madurez.

 “Yo he hecho todo lo posible para contribuir en el trabajo de la fracción, se hace el llamado siempre a todos los compañeros pero algunos no llegan por lo mismo de sus actividades”, dijo.

Puntualizó que todos los diputados morenitas están llamados y obligados a hacer su trabajo para representar los intereses de los tlaxcaltecas y en estos días volverán a reunirse para buscar que haya mayores consensos en esta fracción parlamentaria.

Cabe recordar que el congresista ex priista Víctor Báez López, la ha acusado de dividir y traicionar los ideales de Morena e incluso se ha pronunciado por su expulsión del partido.