La poca seguridad que desplegó el Ayuntamiento de Cuapiaxtla, permitió que los amantes de lo ajeno se apoderaran de 15 vehículos durante el baile de feria que se realizó el pasado fin de semana.

De acuerdo con algunos afectados, sus unidades las estacionaron en las inmediaciones del recinto del baile de la feria.

Pero al salir, 15 propietarios se llevaron la sorpresa de que sus unidades habían desaparecido.

 Por ello, exigieron al alcalde que redoble la seguridad, pues los visitantes a Cuapiaxtla están expuestos a la delincuencia que opera con impunidad en aquella zona del estado.