Tras minutos de un tenso ambiente que de vivió en el municipio de Amaxac, luego de que pobladores tocaran las campanas para exigir la destitución de todo el Cabildo por haber dejado ir a integrantes de una supuesta banda dedicada al robo de automóviles y de casa habitación, finalmente acordaron con las autoridades la destitución y denuncia ante la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) de dos elementos de la dirección de Seguridad Pública del municipio.

Fue la noche de este domingo que surgió la confusión debido a que un malandrin intentó llevarse un automóvil en el que se encontraba un niña de 9 años de edad, lo que generó que se pensara que se trataba de un roba chicos.

Elementos de la policía municipal arribaron al lugar y dejaron ir al sujeto oriundo del municipio de Santa Cruz, quién es conocido en Amaxac por dedicarse supuestamente a delinquir y fue esa la situación que enardeció a la población que se juntó y exigió la destitución del Cabildo entero.

Fue la regidora de la Comisión de Seguridad Pública del municipio, Gamaly Cortés Castillo, quién dió la cara frente a la ciudadanía y fue abandonada por el resto del Ayuntamiento que llegó más tarde cuando la mayoría de los pobladores ya se habían marchado del auditorio municipal.

Luego de minutos de un tenso ambiente, arribó el alcalde, Carin Molina Castillo, quién tras recibir recordatorios maternos logró acordar la destitución de los dos elementos de la policía municipal que dejaron ir por omisión o complicidad al presunto delincuente.