Aprovechando la poca vigilancia que existe en el municipio, sujetos armados arribaron a Tocatlán para llevarse un cajero automático que contendría una fuerte cantidad de dinero, propinando así un fuerte golpe para la conocida institución bancaria dueña de este equipo.

El comando fuertemente armado encañonó a los policías que tomó por sorpresa, los desarmó y los amagó para cometer este asalto que se registró la mañana de este sábado.

Aún se desconoce el monto del botín que se llevaron los hampones de este cajero automático.