Pobladores de Calpulalpan urgieron la necesidad de destituir al presidente municipal Neptalí Gutiérrez Juárez y todo su cabildo por incurrir en presuntos actos de corrupción que se ha traducido en una daño patrimonial a la comuna por 14.7 millones de pesos y una grave inseguridad en la zona por el “huachicoleo”.

Al frente de los inconformes se presentó Enrique Cortés Díaz, y el Presidente de Comunidad de San Marcos Guaquilpan, José Miguel García Delgadillo, en rueda de prensa informaron que tan solo del ejercicio fiscal de 2017 hay anomalías financieras por más de 17 millones de pesos, producto de contratos de servicios y obras infladas, además de una nómina de 634 trabajadores de los que – presumen – unos 150 son aviadores.

Ambos coincidieron en la importancia de dar seguimiento a la denuncia por enriquecimiento ilícito en contra del edil emanado del Partido Encuentro Social (PES), la cual fue presentada ante la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) desde el 24 de agosto de 2017, fechas por las que también solicitaron a la pasada legislatura iniciar el procedimiento de revocación de mandato de sus autoridades.

Especificó que las denuncias que hace la comisión ciudadana es con base en las propias observaciones hechas por el Órgano de Fiscalización Superior (OFS) en 2017 que suman 391, la gran mayoría de las cuales la administración municipal no ha podido solventar hasta ahora.