Luego de la incoformidad que derivara en un “cabildazo” en contra del presidente municipal de Xaltocan, Eugenio Sánchez Amador, el titular de la Secretaría de Gobierno (Segob), Aarón Pérez Carro dio como el plazo hasta el próximo 21 de noviembre para que el alcalde remueva de la secretaría del Ayuntamiento a Salomón Bernal Hernández y a su hija Juanita Sánchez como asesora en el municipio.

La inconformidad contra el edil se produjo luego de diversas anomalías que fueron dadas a conocer por la mayoría de los regidores que no están conformes con el actuar del alcalde, quien sin importarle las formas tiene dentro de la nómina del Ayuntamiento a su hija, provocando así nepotismo y daño a las arcas municipales.

Y es que después del cierre de la presidencia municipal, el edil accedió a cumplir peticiones hechas por sus adversarios, quienes exigían la remoción del titular de la dirección de Seguridad Pública del municipio, así como del secretario del Ayuntamiento y de su asesora que funge como su hija, cumpliendo sólo en el cambio del jefe policiaco.

En consecuencia, los regidores amagaron con no aprobar ningún proyecto ni acuerdo del alcalde hasta que cumpla con lo que se pactó y se remueva a los otros dos personajes que están pendientes.