Este lunes pobladores del municipio de Xaltocan, decidieron cerrar las puertas de la presidencia municipal para exigir que el regidor Ignacio Vázquez Franquiz, pida licencia al cargo mientras se resuelve su situación legal.
 
Cabe mencionar que el representante popular fue relacionado con un robo a un cuentahabiente en Apizaco en complicidad con su hermanos, hecho que no ha sido ratificado por las instancias correspondientes.
 
Será el día de mañana cuando supuestamente se abra la alcaldía hasta conocer la decisión del regidor inmiscuido en el delito.
 
Las direcciones que seguirán operando de manera normal serán seguridad pública y protección civil.