El gobierno municipal que encabeza el alcalde Neptalí Gutiérrez Juárez, a través del área de Protección Civil municipal, puso en marcha una serie de cursos-taller a la población estudiantil de las diferentes instituciones educativas del municipio, sobre saber distinguir un incendio y que hacer en caso de un conato de incendio y el uso adecuado del extintor.

Con el fin de que los estudiantes sepan qué hacer en caso de un conato de incendio, Protección Civil de municipal, impartió una plática taller del manejo seguro de incendios y uso de extintores en el CBTIS 154. Ahí, junto con personal especializado dieron teoría y práctica a los estudiantes con el fin de que se apropiaran de acciones preventivas.

De esta manera, Protección Civil sigue con un recorrido por las escuelas de todos los niveles; el recorrido se hace de manera paulatina, la idea es llegar a la población a través de los alumnos y evitar riesgos en casa.

Pascual Hernández Domínguez, jefe de ventas de Gas Central, comentó que se hizo con los alumnos un simulacro de apagar un incendio en un cilindro de gas por  fuga de una manguera rota. Esto porque, junto con los cilindros acostados y las mangueras que se revientan, son los causantes de mayores riesgos.

De ahí que invita a la población a siempre exigir una nota de venta y pedir al gasero deje bien revisado el cilindro, mencionó además del peligro de usar mangueras en lugar de tubos de cobre y bronce, que son los más recomendados.

En tanto, Lucio Antonio Pacheco Romero, coordinador de Protección Civil de la comuna, agregó que los talleres están abiertos al público en general y son gratuitos. Adicionalmente mencionó que su busca impartirlos con los comerciantes, debido al riesgo al que están expuestos ellos y la ciudadanía, sobre todo, cuando ofertan sus productos en la vía pública o al aire libre como los tianguis.

Los estudiantes se mostraron en un principio atemorizados por ver el incendio, sin embargo, tanto personal de la gasera como de Protección Civil les dieron las instrucciones necesarias y el equipo de protección adecuado para que la práctica fuera todo un éxito, turnándose los estudiantes en su participación.