A través de las redes sociales, vecinos de la comunidad de San Diego Xocoyucan denunciaron que la gasolinera ubicada sobre la carretera Tlaxcala- Texmelucan nuevamente se encuentra operando sin que hasta el momento la empresa haya mostrado que cuenta con los permisos en regla para trabajar, esto luego de las dos fugas que se registraron en días pasados.

 

La primera fuga de presentó el 3 de octubre, lo que alertó a las autoridades educativas debido a la cercanía de una institución y fue cerrada la estación momentáneamente, sin embargo, para el 10 de octubre nuevamente se registraron olores propios de la gasolina o diésel, lo que llevó a que pobladores se inconformaran al punto que el presidente municipal de Ixtacuixtla, Rafael Zambrano Cervantes se vio obligado a clausurar la gasolinera hasta no tener la certeza de que cumplía con la documentación y era segura.

 

Según los denunciantes, hubo un acuerdo en una asamblea en el que la empresa se comprometía a que para poder aperturar la estación, debía contar con toda la documentación y arreglar su drenaje que desemboca en la zanja que va hacia Santa Justina Ecatepec, no obstante, hasta el momento los vecinos desconocen que ya se haya cumplido con los supuestos acuerdos.

 

Y es que según los pobladores está situación es un peligro constante que podría derivar en una tragedia mayor, aunado a que el combustible afirman que está contaminando los mantos acuíferos, lo que podría traer otro tipo de afectaciones con el paso del tiempo.

 

Fue la administración municipal pasada que encabezó Tomás Vázquez Vázquez la encargada de otorgar los permisos para el expendio de combustible.