Riesgo latente representa la falta de revisión de algunas viviendas que servirán como burladeros para la próxima edición de la conocida Huamantlada, luego de que algunos de los vecinos de las calles principales se negaron a que hubiera una revisión por parte de la dirección de Protección Civil (PC) del municipio.

El presidente municipal, Jorge Sánchez Jasso, dio a conocer que se coordinaron con Protección Civil estatal para revisar las azoteas y muros de algunas viviendas que cada año las utilizan para alojar a cientos de personas, sin embargo la gente se negó.

De acuerdo con el edil, la negativa surge por el temor de que PC detecte riesgos por los cuales no permita que se instalen los burladeros, lo que significaría una baja en los ingresos que tienen cada año por la asistencia de personas a la Huamantlada.

“No se trata de prohibir la entrada de la gente, si no de advertir de posibles peligros que pudiera ocurrir en caso de que sobre expongan el peso y capacidad que tiene cada estructura, sobre todo porque son antiguas”, asentó.

Y es que para evitar caer en el allanamiento de morada se ha respetado no revisar las viviendas, sin embargo, por eso es que se alerta del peligro que puede haber para quienes acuden a este evento.

“A pesar del riesgo inminente al que exponen los dueños de aquellas viviendas a la población por permitir un sobrecupo o sobrepeso, nosotros debemos ser respetuosos pues no podemos ingresar a un domicilio sin previo consentimiento”, afirmó.