Por indicaciones del presidente de la Comisión de finanzas y Fiscalización del congreso local Alberto Amaro Corona, los empleados que se encargan de recibir las cuentas públicas de los diversos entes fiscalizables, se negaron tajantemente y de forma grosera a recibir el día de hoy la cuenta pública de manos del presidente de Yauhquemehcan Francisco Villareal Chairez y del tesorero del municipio Gustavo García Báez

Bajo el argumento contradictorio de que ya se había establecido un horario para la recepción de las cuentas públicas, el cual fue colocado el día de hoy con unas horas de anticipación, y dice que la recepción es de solo 9 de la mañana a 2 de la tarde; Manuel Juárez afirmó que no se le recibiría nada al edil de Yauhquemehcan; ya tiene órdenes del Alberto Amaro y de Gregorio Cervantes para que solo en ese horario se reciba documentación.

Por lo que el alcalde lamentó la actitud prepotente y déspota de los empleados, pero sobre todo la falta de atención ya que hasta el momento no se les ha notificado por escrito “Nosotros nos esforzamos en tiempo y forma para entregar la cuenta pública dentro del periodo que estipula la ley y nos topamos con este burocratismo”.

Afirmó que esta negación podría ser por tintes políticos “La primera entrega de la cuenta pública se realizó el 20 de junio del presente año a las 14:50, y ahora dicen que desde el inicio se fijó ese horario, que sean coherentes en su decir y en su hacer ya que cuando el plazo de entrega esta por vencerse hasta casi a media noche están recibiendo las cuentas públicas”.

A la llegada del secretario técnico Gregorio Cervantes se negó a recibir argumentando “El lunes señor no somos oficina de atención, no está la persona que revisa,  y yo solo recibo indicaciones de mi jefe el diputado Alberto y pues no vamos a recibir nada, cada quien tiene una forma de trabajo y pues respeten las de nosotros, es más el lunes con todo gusto va a estar el diputado presente”.

Y concluyó justificando que el horario del personal es de acuerdo a sus eventos, mientras los hacia salir de la oficina para ya cerrarla, al mismo tiempo que en forma burlona cuando se le preguntó que si ya se les había notificado de esos horarios a los entes fiscalizables, toda vez que en esos momentos también iba personal de la Universidad Autónoma de Tlaxcala (UAT) a entregar documentación. Gregorio Cervantes dijo “A no sabemos que tenemos que notificar del horario y pues ya me tengo que retirar hay nos vemos”.