Comerciantes de temporada del "Niño Dios" que se instalan en el municipio de Huamantla, negaron haber aceptado la reubicación que presumió la administración municipal y dejaron entrever que no se intimidaran a pesar de la presencia policiaca que se encuentra lista para inhibir que se puedan instalar en las calles.

A través de un comunicado que enviaron a los diversos medios de comunicación, los comerciantes lamentaron la falta de capacidad de los funcionarios de la actual administración municipal, para llegar a un acuerdo toda vez que el alcalde Jorge Sanchez Jasso los dejó plantados.

"No hubo acuerdos porque el presidente no hizo presencia y sus allegados solo se limitaron a decir que acataban órdenes, dando muestra así de que no hay capacidad de tomar decisiones por parte de su director de comercio", puntualizaron en el escrito.

A pesar de la presencia policiaca misma que está lista para impedir que se instalen en vía pública, los comerciantes agregaron que no buscan la confrontación con la autoridad; "solo queremos que se nos permita realizar nuestra actividad de forma habitual".

En el documento referido insistieron en que no están cerrados a una reubicación, sin embargo deberá ser mediante in estudio de factibilidad y no de ocurrencias como pretende llevarlo a cabo el Ayuntamiento.

"Estamos abiertos a que en base a un estudio de mercado y mediante encuestas se elabore un plan estratégico de reubicación en donde sean convocados todos los actores de ese ámbito... comerciantes, ciudadanos y la autoridad en turno con la visión necesaria que beneficie a todos los huamantlecos", resaltaron.

Por lo anterior, no se descartó otro reves a la administración municipal de Sánchez Jasso ya que en dias pasados vendedores de temporada de Reyes Magos se instalaron en pleno centro del municipio debido a la incapacidad de su gobierno en lograr acuerdos con los diferentes grupos en ese municipio.