Desde Yauhquemehcan hasta el Vaticano fue apoyada cien por ciento la idea del Robin Hood de por acá, de apoyar a los paisanos que deveras lo necesitan y no andar contaminando como muchos con su carota el medio ambiente... ay qué coraje da ver a los mismos ahí con sus caras de tarugos... Bienvenida la idea de Abel Hernández Aguilar, segurito que prenda así de rápido entre la gente, Yupi!!!