Es que nunca había hecho tanto calor y en consecuencia, no se habían presentado estos riesgos, de salud y de incendios forestales. Por eso, tengamos mucho cuidado al hacer alguna fogata en el campo porque corremos el riesgo de desatar una tragedia. A los niños, no hay que dejarlos de hidratar, preferentemente con agua hervida o purificada. ah,. y también procuremos no comer antojitos en la calle pues podemos pescar una infección intestinal.