Bien cierto, eso de tener políticos que nos quieren ver la oreja es muy chocante. Por eso hoy, la gente que quiera gobernar tiene que ser como un super dotado, No descansar ni un solo día, Tener siempre buena cara para atender a la gente y estar ágil, no ahí todo lleno de colesterol a causa de los excesos, en tragar y en beber... Hay que saber escoger, sí señor...