No lo podemos seguir posponiendo, ahora es cuando los políticos jóvenes deben mostrar iniciativa contra todos esos adjetivos que manchan las carreras de aquellos a quienes les toca hacer las cosas... Pasar de simples observadores indolentes, ¡a verdaderos líderes!