Se trata de un personaje muy ligado a la democracia y decidido a darle con todo a los amantes de lo ajeno. Y miren que hace falta porque, eso de pasar noches intranquilas, pensando que alguien se puede meter a la casa o al negocio, o que el coche puede amanecer sobre ladrillos, pues nomás no es vida, así que bienvenida la energía del personaje a quien estamos esperando con muchas ganas en Tlaxcala para que le aseste sus patadas a los malosos.