No, no, no, hubieran visto los arrumacos entre Toño Mendoza y Manuel Cambrón, lo chistoso es que hace poco el de Chiautempan, de pen... no lo bajó, pero hoy mírenlos dándose un besito francés