Ciudad

La legendaria hacienda de Piedras Negras, su gente y sus Toros

La legendaria hacienda de Piedras Negras, su gente y sus Toros
Por e-consulta | Martes, Mayo 14, 2013 |
Una obra sensacional sobre la historia de una de las ganaderías bravas de más prosapia en el mundo.

Piedras Negras, ganadería mexicana, sita en el municipio de Tetla Tlaxcala con más de 150 años en manos de la familia González. Sólo Miura en Sevilla España remonta con algunos años a ésta, en manos de la familia del mismo apellido.

Sinopsis de la Obra

Desde que la "Ley Lerdo" de 1856 durante la presidencia de Ignacio Comonfort adjudica en propiedad a favor de arrendatarios todos los bienes rústicos que se encontraban en todo el país en poder de La Iglesia Católica, así como de personas morales o físicas vinculadas con ella.

El primer arrendatario y por consecuencia primer propietario seglar, Mariano González Fernández / Manuel y José María González Muñoz de Cote / Lubín y Romárico González González / Viliulfo González Carvajal / Raúl y Romárico González González y el actual propietario Marco Antonio González Villa constituyen las seis generaciones de propietarios desde 1856 a la fecha.

Generación a generación enfrentaron dificultades de todo tipo: Sequías, embates de la Revolución, abigeatos, agrarismo, demagogias y otras, que no hicieron claudicar a sus propietarios en el afán de conservar y engrandecer el nombre ganadero que tantas glorías prodigó a la historia taurina mexicana.

El contenido, principiando por historia, narra que desde 1580 la finca de San Mateo Huiscolotepec o Piedras Negras fue edificada por descendientes de los conquistadores; los cambios de propietarios que de hecho eran miembros de la Iglesia Católica y lo siguieron siendo aún después de la guerra Insurgente que constituyó la Independencia de 1810.

La historia del ganado bravo fundado desde 1874 por José María González Muñoz de Cote (de la segunda generación ) así como de la Importantísima Simiente de Marqués de Saltillo (toros y vacas puras) importada de España desde 1905, y los maravillosos frutos que dio ésta en cuanto a bravura y calidad de sus toros.

La vida en Piedras Negras, principalmente las formas de tentar y seleccionar la bravura y las personas que lograron esto.

La vida pública en las plazas de toros de las Ganadería de Piedras Negras y su hermana La Laguna que desde 1912 hasta el tercer milenio, cosechan una cantidad impresionante de triunfos mediante la lidia de 1600 toros y casi 900 novillos; y sus frutos: más de 100 rabos además de innumerables faenas triunfales que fueron gloria de los más importantes toreros desde los tiempos de Rodolfo Gaona y Juan Belmonte, pasando por la época de oro del toreo mexicano con Armillita, Silverio, Garza, Solórzano, Pepe Ortiz, El Soldado, Silverio y Arruza, hasta los contemporáneos Alfredo Leal, Raúl Contreras "Finito", Curro Rivera , Eloy Cavazos y Manolo Martínez así como posteriores como Jesús Solórzano Pesado, Raúl Ponce de León, Miguel Villanueva, Gabino Aguilar, El Cordobés, Palomo Linares, Pepe Cáceres y recientes como El Zapata y Rafal Ortega.

Semblanzas altamente sentimentales recordando el autor a tantas personas valiosas y queridas en torno a esta historia, que se nos adelantaron.

Más de 85 fotografías e ilustraciones enriquecen y acompañan el interesante texto de Carlos Hernández González.

VISITAS: 18682

También puedes leer contenido acerca de...