Opinión

Fracasa la politica de seguridad de LCC, dos estudiantes muertos en ocho dias

Martes, Noviembre 1, 2022
Leer más de Miguel Ángel Meléndez Nava
ESPACIO POLÍTICO
Fracasa la politica de seguridad de LCC, dos estudiantes muertos en ocho dias

Las muerte de dos jóvenes estudiantes en menos de ocho días no puede ser normal, y menos en nuestro estado que es considerado como uno de los más seguros del país, las desgracias que han enlutado a hogares tlaxcaltecas, no deben servir para echar culpas, sino para analizar quien está fallando para que la seguridad siga siendo el talón de Aquiles de esta administración gubernamental, si bien, la inseguridad y las muertes de miles de mexicanos se está haciendo algo natural y hasta indiferente, ya es tiempo que el gobierno federal, reconozca que su estrategia de seguridad está fallando, y que eso está propiciando que en la mayor parte del país la delincuencia se esté apoderando de municipios y comunidades, lo que ha ido propiciando una desestabilización social y Tlaxcala no es la excepción.

¿Por qué toque el tema federal?, porque la muerte de Beatriz N, una alumna de la Normal Urbana Benito Juárez de Panotla, quizás no se hubiese dado sí en la marcha que realizaron las normalistas no hubiesen participado alumnos de otras normales, principalmente los de la normal de Ayotzinapan, quienes han sido solapados y utilizados por el gobierno federal, para satanizar políticamente a la pasada administración federal, lo que ha propiciado que los pseudo estudiantes de la normal Isidro Burgos, se transformen en unos verdaderos delincuentes, que lo mismo atacan a policías, al ejército, a la guardia nacional y la marina, sin que nadie les diga nada, y ese ejemplo lo están siguiendo diferentes grupos, es triste ver por medio de los diferentes medios de comunicación como nuestros guardines del orden, son mancillados y golpeados, por turbas que solapadas por el slogan “abrazos no balazos”, son exhibidos y ni el Secretario de la Defensa Nacional, ni el Secretario de Marina o los altos jerarcas de la milicia sacan cara por sus compañeros de tropa, quienes hace cinco o seis años eran garantía de orden y seguridad, ¿Por qué hago este pequeña reflexión?, porque según las alumnas normalistas fue la Seguridad Pública del estado, quien golpeo a la joven, aunque hay varias versiones; una que se cayó la alumna cuando iba corriendo, otra que dio el Secretario de Gobierno, fue que la alumna se cayó del autobús, otra versión es que sus compañeras del comité de lucha, le pegaron porque era una alumna que no estaba de acuerdo en participar en marchas, boteos y una serie de acciones que las normalistas realizan, de ser esta última versión cierta, las autoridades deben realizar una investigación hasta llegar a las últimas consecuencias, ya que hay versiones que muchas estudiantes son obligadas con amenazas y hasta golpes a participar en las marchas, ahora que la verdad quizás únicamente la supo Beatriz N., pero esa desgracia debe hacer recapacitar a las autoridades gubernamentales, educativas y a las mismas alumnas, pues al final son privilegiadas de que el estado no sólo les da educación, sino les paga alimentos, techo, uniformes, transporte y una serie de apoyos, que realmente no se justifican, ya que el calificativo de normal rural, es sólo un slogan, pues por su ubicación la normal, está en una zona urbana a 15 minutos de la capital del estado, por cierto, la Diputada Federal Dulce Silva, ya pidió la intervención

de la CNDH y ya nombraron un visitador, que realizará las investigaciones y ojalá se aclare porque murió Beatriz N.

En cuanto al joven estudiante universitario de la UAT, que fue asesinado para robarle, es otra mancha al tigre , ya que pone al descubierto que la seguridad en Tlaxcala, está fallando y es tan claro el fracaso que en un año y meses, ya van cuatro secretarios de seguridad, que renuncian, se van o andan prófugos, lo pone de manifiesto que a los cuatro ex funcionarios no les interesó la seguridad de los tlaxcaltecas o que Tlaxcala es un estado que no les genera ganancias, lo que propició que se largaran, aunque sí analizamos quiénes deben cuidar la seguridad de los tlaxcaltecas son los policías, y estos atraviesan por una serie de limitaciones que no les permiten realizar su trabajo, ya que primero les exigen estar acreditados, pero no se habla de apoyos para que los policías tengan sueldos decorosos, armamento, transportes en buenas condiciones, combustible, prestaciones y un seguro que le garantice a sus familias un apoyo en caso de accidentes o muerte, pero de eso no hay nada, de ahí que los policías cumplen el adagio popular “el gobierno hace que les paga, y los tiene bien y los policías hacen que trabajan”, de ahí la inseguridad que estamos viviendo y la gobernadora lo sabe, pero no hace nada porque sigue las directrices del gobierno federal en materia de seguridad, dos muertes de estudiantes en menos de ocho días, debe prender los focos rojos, para implementar nuevas políticas públicas en materia de seguridad, con gente de Tlaxcala, que conozca el medio y su gente, porque todo hace indicar que en los municipios donde hay escuelas de nivel superior y superior, como normales, universidades públicas y privadas, tecnológicos, la seguridad es nula, porque no hay presupuesto y apoyo, esto sin contar la poca preocupación de los rectores y directores de las instituciones educativas, quienes están más preocupados por llevar una buena vida social y política que en velar por la seguridad de miles de estudiantes, no hay una sola universidad pública o privada, que no maneje cientos de millones de pesos de presupuesto, pero la prioridad son los buenos sueldos de los funcionarios, el pago de gasolina, teléfono y viáticos, pero para la seguridad solo destinan un reducido presupuesto , ante ese panorama es urgente que los diferentes órdenes de gobierno, ya le den prioridad a la seguridad y luego piensen en lujos y poder político,

Por último, desde este espacio periodístico mi más sentido pésame a la familia de mi amigo y compadre: Tiburcio Nava, por la irreparable pérdida de su hijo Edi Nava, quien ya está al lado de Dios, que en paz descanse.

Vistas: 352

Loadind...