Opinión

Coahuila: carrera de obstáculos

Lunes, Octubre 10, 2022
Leer más de Roberto Rock
Factores que han entorpecido las decisiones de Palacio para definir candidatura a la gubernatura
Coahuila: carrera de obstáculos

Pese a que Morena había anunciado una definición conjunta de candidaturas para Estado de México y Coahuila, que elegirán nuevo gobernador en 2023, dos meses se cumplieron ya de que Delfina Gómez fue ungida para la entidad mexiquense. Si no hay cambios de última hora, será hasta fin de este mes cuando el oficialismo resolverá su apuesta en la entidad norteña. Hoy le comparto los tres principales factores que han entorpecido las decisiones de Palacio en este tema.

1.- En el círculo cercano al presidente López Obrador hay tres aspirantes a ser postulados, y cada uno dice tener el compromiso de Palacio para asignarle la candidatura: Ricardo Mejía, subsecretario de Seguridad; Armando Guadiana, senador, y Luis Fernando Salazar, de larga trayectoria panista, pero morenista de nuevo cuño, reclutado por el dirigente de Morena, Mario Delgado.

Mejía Berdeja es presentado semanalmente en las ‘mañaneras’ presidenciales, y tras ello suele ser requerido para conversar en privado con López Obrador sobre Coahuila, de ahí que se estime que será el ungido. Pero se le critica escaso arraigo en la entidad. Guadiana ostentaba una clara delantera y cercanía personal con el presidente. En ruta para la gubernatura, en 2021 fue postulado para ser alcalde de Saltillo, la capital, pero resultó derrotado. Igual ocurrió en simultáneo a Salazar, malogrado contendiente para la alcaldía de Torreón.

2.- El priista Miguel Riquelme, gobernador de Coahuila, empeñó todos los recursos para humillar a Guadiana y Salazar, y se le atribuye estar detrás de filtraciones en columnas periodísticas y redes contra los tres, incluido Mejía. Riquelme heredó el poder de su antecesor, Rubén Moreira, que ha sostenido una contienda sorda con su hermano y también exgobernador Humberto Moreira, este último casi retirado en Morelos. Tras sucesivas caídas en múltiples estados, Coahuila es el bastión donde el PRI tiene el control más homogéneo. Riquelme alista como su candidato a sucederlo a Manuel Jiménez, exalcalde de la capital, a quien hizo secretario de Desarrollo Social.

 

3.- La alianza opositora PAN-PRI-PRD se tambalea bajo la presión del gobierno de López Obrador, que construyó un pacto, bajo términos aún desconocidos, con el controvertido dirigente priista Alejandro Moreno y el citado Rubén Moreira, coordinador de su bancada en San Lázaro. Singularmente, el PRI requiere del PAN para ser competitivo en Coahuila –y en Edomex–. La alianza podría sobrevivir en el papel en 2023, pero naufragar en el ánimo de los electores.

Para su registro: Los tiempos electorales también se acercan sin claridad en la Ciudad de México. Por la vía del oficialismo, Morena y sus partidos satélites están a la espera de que Palacio confirme que Rosa Icela Rodríguez, actual secretaria federal de Seguridad, será la abanderada, pero no se le deja recorrer la capital y ello la mantiene con bajo conocimiento por parte de los ciudadanos. Mientras tanto, la alcaldesa de Iztapalapa, Clara Brugada, y el secretario de Gobierno, Martí Batres, buscan colarse para ser un eventual “Plan B”. La oposición sigue en el ensueño de tener el triunfo en la bolsa tras el avance del año pasado, favorable en especial al PAN. Jorge Romero, coordinador de su bancada en San Lázaro, y Santiago Taboada, alcalde en Benito Juárez por un segundo término, presumen control de la estructura blanquiazul, pero lucen débiles en los sondeos y desgastados por escándalos como el ‘Cartel Inmobiliario’. Otras figuras dentro de la alianza partidista que logró victorias en 2021 comienzan a trazar su propio camino, como los alcaldes Lía Limón, de Álvaro Obregón, y Adrián Ruvalcaba, de Cuajimalpa…, y aún falta conocer qué impondrá el reparto de postulaciones obligado por la equidad de género.

[email protected]

Vistas: 126

Loadind...