Opinión

Días de Furia – Haciendo flechas

Miércoles, Agosto 31, 2022
Leer más de Héctor A. Villalba
.
Días de Furia – Haciendo flechas

En un lugar como Tlaxcala, si no andamos en guerra es porque estamos haciendo flechas. El conflicto parece algo natural en la política local. Luego de los movimientos al interior del partido que hoy gobierna, se habla de varios cambios en diversas dependencias.

Iniciamos septiembre con el arranque de los festejos y conmemoraciones patrios, con la entrega de un avance de acciones de gobierno, y con una manifestación que pareciera ser de trámite. El mes patrio nos recuerda que, en Tlaxcala, la política forma parte de la vida de todas y todos los que le habitamos.

En Tlaxcala estamos tan acostumbrados a hacer política todo el tiempo, que los eventos anteriormente mencionados se realizaron casi de forma simultánea. Los primeros en actuar fueron los agremiados del sindicato 7 de mayo que, a decir de muchos de ellos, se trataba de una situación de trámite, toda vez que los acuerdos a los que se llegó derivado de la mesa de diálogo, estaban más que planchados, es decir los líderes del sindicato sólo quisieron hacerse notar, salir en la foto y empañar el inicio de los festejos patrios.

En un segundo momento, comenzó la pega de bandos solemnes de fiestas patrias, en medio de “exigencias sindicales legítimas”, donde de forma civilizada los líderes instaron a los agremiados a detener momentáneamente la manifestación para poder dar pie a las conmemoraciones septembrinas. 

Luego de colocar los bandos en las sedes de los poderes del Estado, el secretario de gobierno, Sergio González, entregó a los diputados un documento que detalla la gestión de la gobernadora a un año de haber tomado protesta, no podríamos llamarle informe puesto que ese seguramente lo veremos en diciembre como lo marca la ley.

Sin lugar a dudas, en otra entidad del país, los sucesos anteriores hubieran sido poco habituales, pero el caso particular de Tlaxcala nos recuerda que todo el tiempo estamos haciendo política, incluso estar escribiendo y leyendo estas líneas, es hacer política.

Al final, se lograron acuerdo con el sindicato, se hizo la pega de bandos solemnes, y se entregó un documento sobre la gestión gubernamental hasta el momento sin mayores complicaciones. Hay quienes vaticinaban que sería un mal día para el gobierno, o para el sindicato, pero reafirmamos lo escrito en el primer párrafo: En un lugar como Tlaxcala, si no andamos en guerra es porque estamos haciendo flechas.

Vistas: 180

Loadind...