Opinión

Sello del PRI obras inconclusas; el nuevo hospital tenía más de mil irregularidades

Miércoles, Julio 13, 2022
Leer más de Elisa Márquez
.
Sello del PRI obras inconclusas; el nuevo hospital tenía más de mil irregularidades

Los gobiernos del Revolucionario Institucional (PRI) se caracterizaron por dejar en varias partes del estado diversas obras inconclusas, situación que frenó el desarrollo social y económico de Tlaxcala, pero sobre todo se dejaron grandes desfalcos al erario público.

Un claro ejemplo es la edificación del nuevo Hospital General de Tlaxcala, el cual se encuentra ubicado en la zona de Hospitales en el municipio de Apetatitlán mismo que nunca se concluyó en el gobierno de Marco Mena, por el contrario, se dejó una construcción con más de mil 200 irregularidades.

Estas anomalías fueron resueltas por la administración de Lorena Cuéllar Cisneros, quien tuvo que corregirlas para darle la atención de salud que demandan los tlaxcaltecas, el gobierno morenista invirtió millones de pesos para poner en marcha el nosocomio, y se revisó cada punto en específico para brindar un servicio de calidad.

Sin embargo, el gobierno de Cuéllar Cisneros y su equipo de trabajo ha dado puntual seguimiento al tema de corrupción que encontró en la edificación del Hospital. Se convocó la intervención de la Secretaría de la Función Pública (SFP) a quien se le entregó un expediente de todas las anomalías encontradas para que actúe en consecuencia y deslinde responsabilidades.

Un cuerpo colegiado multidisciplinario fue el encargado de reportar todos los desperfectos al tiempo que se grabó en vídeo todas las evidencias para su valoración.

El acta de los deterioros encontrados en el hospital quedó registrada de igual forma en la Notaría número 2 en Zacatelco.

El priismo rapaz incumplió los requerimientos, técnicos, jurídicos, administrativos y operativos de la obra, pese a que la construcción del Hospital lo anunciaron con “bombo y platillo”, pero pasaron por alto diversas normatividades.

Asimismo, en el Hospital General se detectaron adeudos por más de 52 millones de pesos, de la administración Menista; es un hecho que en este saqueo existe un responsable, ya toca a las autoridades competentes castigar el abuso de confianza hacia los tlaxcaltecas.

No nos debe extrañar, así se conducían los gobiernos priistas; en confabulación con presidentes municipales, diputados locales y hasta senadores, hacían anuncios espectaculares sobre la construcción de alguna obra de impacto regional, compraban espacios de publicidad para que las personas quedaran convencidas, y comenzaba a operar una red de corrupción para embolsarse millones de pesos.

En el gobierno de Lorena Cuéllar esas prácticas se han erradicado, pues tiene en claro que la inversión de obra pública, el dinero que se maneja es de los tlaxcaltecas y a estos se le deben entregar buenos resultados.

Vistas: 274

Loadind...