Opinión

Días de Furia - Pandeajo

Martes, Abril 19, 2022
Leer más de Héctor A. Villalba
.
Días de Furia - Pandeajo

 

La vida de un legislador debe ser difícil, hacer como que uno trabaja, como que le sabe a eso de las necesidades de los ciudadanos, jugarle a creerse oposición, y lo más duro de ese trabajo es que por más que se esfuercen, jamás dejarán la imagen de inútiles e improductivos. Si no, hay que preguntarle al panista Gilberto Temoltzin, quien utiliza la más alta tribuna del estado para evidenciar sus complejos y limitantes.

Señalar que en el gobierno de Lorena Cuéllar existe una crisis en las instituciones de seguridad pública, es una declaración que en aras de conseguir sus cinco minutos de fama, le puede costar el poco prestigio que le queda al empresario que tiene la mala costumbre de no pagar a tiempo a sus empleados.

La seguridad en el estado ha sido un tema importante para este gobierno, es así que se está atendiendo -en medida de lo posible- cada uno de los actos ilícitos que se denuncian, aquí hay algo importante, pocos son los hechos ilícitos que la autoridad debe investigar de oficio, hay algunos otros que requieren de una denuncia formal para ello, pero ya sabemos cómo está el tema de la cultura de la denuncia en Tlaxcala y México.

El gobierno local hace su chamba, ¿y él?

Cuando Gilberto Temoltzin, sube a tribuna para hablar de homicidios, linchamientos, trata de personas con fines de explotación sexual, robo a ductos de Pemex, entre otros hechos, nos queda claro que habla desde la experiencia, pues la estadística -que evidentemente desconoce- explica que durante las gestiones federales de su partido, éstos delitos fueron en aumento. Es decir, él sabe de la supuesta existencia de estos delitos porque se permitieron desde su partido.

Su torpe discursillo sobre la crisis en las instituciones encargadas de la seguridad pública, ponen en evidencia que es un mal legislador, porque lo mínimo que se espera de él son propuestas en ese sentido, y que cuando el presupuesto se tenga que discutir, por lo menos haga el intento de abogar por un aumento para la seguridad pública, porque si no, seguiremos teniendo alcaldes como los de su mismo partido que se quejan de las raquíticas partidas presupuestarias para ello.

La próxima vez que Gilberto Temoltzin quiera subir a tribuna, al menos que le preparen una serie de propuestas a realizar, porque, según se observa, él y sus flamantes asesores, resultaron ser grandes consultores y expertos en la seguridad pública. Lo hicieron ver como un completo PANDEAJO.

En cuanto a la mentada firma de su pacto estatal para combatir el crimen, puede y debe empezar desde su partido.

Vistas: 95

Loadind...