La seguridad y la impartición de justicia, los grandes retos de LCC

Lunes, Enero 3, 2022 - 10:29

Espacio Político

Con la llegada de un nuevo año, se abren un sinnúmero de propósitos y posibilidades, que permitirán el surgimiento de nuevos proyectos que serán la base para mejores estándares de vida para todos, hoy, el gran reto que enfrentamos como sociedad es la salud, esperando que la ciencia médica avance pronto para que en un futuro no muy lejano la epidemia del Covid-19, sea sólo una enfermedad más que pueda ser controlada y aliviada a través de vacunas y fármacos, mis mejores deseos para que este 2022, que estamos iniciando sea un año de salud y bienestar en sus hogares.

Ya entrados en el tema de un nuevo año, podemos decir que los tlaxcaltecas tenemos buenas expectativas tanto en lo político, como en lo social y en lo cultural, en el primer aspecto la gobernadora Lorena Cuellar Cisneros, en sus primeros cuatro meses de gestión gubernamental, dio muestras de que quiere trabajar y transformar el estado, su experiencia y el estar bien relacionada en el ámbito nacional, le han permitido iniciar grandes proyectos que pueden detonar el desarrollo del estado, fue interesante ver como operó la aprobación de su presupuesto financiero para este 2022, como logró traer a Secretarios y Directores de dependencias federales, quienes se comprometieron a bajar recursos, traer inversión y a generar empleos, que servirá para que Tlaxcala, entre de lleno a la competitividad tanto en el ramo de infraestructura, como de turismo y de cultura.

Hoy Tlaxcala vive nuevos tiempos, donde gobierno y sociedad, poco a poco se están identificando con las políticas de desarrollo que el nuevo gobierno viene implementando, si bien es cierto que se han dado algunos desaciertos y malos nombramientos, en lo general se ven buenas expectativas para este nuevo año, donde la salud, la educación, el campo, la cultura y el turismo, pueden ser los rubros que permitan mejores estándares de vida los tlaxcaltecas, temas muy diferentes serán la seguridad y la impartición justicia, en el primer caso si bien Tlaxcala, está entre los estados más seguros del país, es necesario y urgente que se implementen políticas públicas, donde las diferentes instituciones y órganos de gobierno, se coordinen para frenar a la delincuencia organizada y no organizada, ya que en los últimos días del año, se dieron algunos delitos de impacto, que sí se dejan, pueden avanzar y desestabilizar la paz social del estado, no puede ser que por un lado, la Secretaria de Seguridad Ciudadana implemente políticas de seguridad, por otro lado la Procuraduría de Justicia, haga como que trabaja y por otro los municipios sólo sean un espectador más, es necesaria una coordinación corresponsable, donde las diferentes dependencias asuman su responsabilidad, ya que los asesinatos, robos, asaltos, van cada día en aumento, en seguridad se requiere que los resultados positivos se den con objetividad y que sea lo más pronto posible, hay muchos focos rojos en diferentes municipios y poblaciones, donde la policía y las autoridades o no quieren parar los hechos delictivos, o están en contubernio con los grupos delincuenciales, ahí está: Calpulalpan, Huamantla, Zacatelco, San Pablo del Monte, Tenancingo, Apizaco y la propia capital del estado.

Tema aparte, es la participación de la Guardia Nacional y el ejército mexicano, dos instituciones, que han perdido presencia en temas de seguridad y no porque no tengan la capacidad, sino porque enfrentan un sinnúmero de restricciones que los imposibilitan para actuar y ejercer la justicia, quien esto escribe, tuve la oportunidad de platicar con personal de la Guardia Nacional, y del ejército y coincidían, que en operativos y lucha contra la delincuencia deben ser tolerantes y hasta sumisos, que las normas y los derechos humanos, los pone a merced de la delincuencia, por lo que es urgente darle mayor certeza a las tareas que realiza el ejército y la Guardia Nacional.

En lo que corresponde a la impartición de justicia, será interesante saber hasta dónde el poder judicial, tiene el compromiso de ir erradicando la corrupción y las malas prácticas de jueces, ministerios públicos y de toda una serie de personal, que se encuentran en las diferentes dependencias y oficinas, donde se imparte la justicia, hoy este poder está en deuda con la sociedad tlaxcalteca, quien ha sido testigo de cómo los titulares del poder judicial, se disputan el poder por el poder, quitan y ponen Presidentes, sin importarles lo esencial que es la impartición de justicia pronta y expedita.