Cárcel a políticos corruptos con la eliminación del Fuero

Lunes, Octubre 11, 2021 - 09:49

.

"En este lugar maldito, donde reina la tristeza, no se castiga el delito, se castiga la pobreza". Frase atribuida a José Revueltas, escritor mexicano, desde la prisión de Lecumberri 

A quién de nosotros no nos gustaría ver a esos políticos corruptos en la cárcel; sólo imagine, a Carlos Salinas de Gortari, a Felipe Calderón, o a Peña Nieto tras las rejas.  

Vamos al plano estatal; piense que mañana en las portadas de los principales diarios de Tlaxcala, aparece en sus encabezados la noticia a 8 columnas: “Detienen a González Zarur por enriquecimiento ilícito”, sería fabuloso verdad. 

O un poco más cerca, imagine que todos aquellos alcaldes que nos han saqueado cada tres años, pudieran ser detenidos, sí, esos parásitos que se han llenado los bolsillos y se han vuelto millonarios de la noche a la mañana. 

Entonces podríamos ver al ex alcalde de Apizaco Julio César Hernández Mejía, o quizás al ex edil de Panotla, Rubén Pluma Morales, y también, por qué no, para que no digan que aquí discriminamos el género a la propia ex candidata a la gubernatura y ex presidenta de Tlaxcala, Anabell Ávalos Zempoalteca, enfrentando la ley por abusivos.  

En una celda fría y húmeda, encerraditos y acompañados de todas las monsergas que los rodean, sus alcahuetes y más cercanos colaboradores. 

Procesados por cohecho, tráfico de influencias, malversación de recursos públicos, abuso de autoridad, enriquecimiento ilícito, fraudes fiscales, lavado de dinero, o delincuencia organizada, que son los delitos en los que más incurren estos “representantes del pueblo”.  

Bueno, pues esto ya no es un sueño, ahora puede ser posible, a partir del 1 de este mes, entró en vigor el Decreto 148 que aprobó en agosto del 2018 la LXII legislatura local, y ordenado para su publicación a finales de agosto del 2021 por quienes integraron la LXIII legislatura, con el que se elimina el fuero constitucional a servidores públicos. 

El fuero constitucional fue una figura jurídica que impedía a las autoridades detener a legisladores, diputados, senadores, ministros, magistrados, secretarios, y consejeros electorales, por la comisión de un delito durante el tiempo de su cargo. 

Con la eliminación del Fuero, y si la aplicación de la ley es la correcta, sin trampas, ni vericuetos, entonces esperemos que el piso sea parejo y no sean sólo las personas pobres que no tienen para pagar un abogado corrupto, las que vayan a la cárcel.