Convento de San Francisco: símbolo de nuestra antigua república de Tlaxcallan, hoy patrimonio mundial

Miércoles, Julio 28, 2021 - 07:56

.

 

 

El Convento de San Francisco: Símbolo (durante la Colonia) de nuestra Nación o República de Tlaxcallan, hoy patrimonio mundial. El Conjunto Conventual Franciscano y Catedralicio de Nuestra Señora de la Asunción: Ha sido por 500 años, la reafirmación de la Antigua Nación o República de Tlaxcallan.

 

Los tlaxcaltecas después de la ‘conquista’, adoptamos la fiesta de ‘La Asunción de María’ como nuestra ‘Patrona’ (15 de Agosto de 1521); solo tres días después de la caída de México-Tenochtitlán. Celebrábamos ‘nuestra victoria’, en alianza con los españoles, y como una forma de identidad de la ‘Nación Tlaxcalteca’: Nuestra República, como se detallará más adelante.

 

Conocido como el convento de Nuestra Señora de la Asunción de Tlaxcala, el Antiguo convento franciscano, etc. Ha sido elevando a rango de patrimonio cultural. “Estamos felices por la incorporación del Conjunto Conventual Franciscano y Catedralicio de Nuestra Señora de la Asunción, en Tlaxcala, a la lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO. Felicidades al pueblo de México y Tlaxcala”, manifestó en su red social la Lic. Alejandra Fausto, Secretaria de Cultura del Gobierno Federal.

 

Se trata de un ‘Santuario’. Una soberbia construcción, en donde fue instalado en el año de 1981, en este ex Convento de Nuestra Señora de la Asunción, un Museo Regional de Tlaxcala, de hecho hay un libro sobre ese episodio, a continuación un extracto.

 

ALGUNOS LIBROS Y ARTÍCULOS QUE SE HAN ESCRITO SOBRE EL CONVENTO

 

“En este libro voy a reflexionar sobre dos grandes problemas a los que me enfrenté en el Estado de Tlaxcala. Estos son: la sucesión de los derechos de autor de don Miguel N. Lira, hombre de Dios, el poeta de México, que otorga a mi persona. El otro, trataron de convertir en Museo el convento franciscano, sede de la Catedral primigenia del Primer Obispado del Continente Americano en su tierra firme. Esos problemas los encabezó don Emilio Sánchez Piedras, Gobernador de Tlaxcala, alentado por la “compañera” Doña Esther Zuno. Ella fue esposa del Presidente de México Luis Echeverría Álvarez. Lo van a defender tocante al Convento, Don Luis Munive Escobar, Obispo de Tlaxcala, el padre Rubén García Badillo, como vicario actual, y multitud de tlaxcaltecas y mexicanos que se sumaron en favor, impulsados al grito lanzado desde Puebla: ¡Cristianismo SI, Comunismo NO!”, lo anterior es un extracto de mencionado texto de Rubén García Badillo (autor), Juan Manuel Pérez Aguilar y Alexis Meza Escalona (editores).

 

Sobre el Convento, existe otro texto impreso -“Tlaxcala: La invención de un convento”- establece que, “A diez años de haber iniciado el proyecto Tlaxcala, Yanhuitlán y Yuriria. Construcción, historia y arte de tres conventos novohispanos, hoy se publica el último libro dedicado al recinto franciscano de Tlaxcala y se llega a la etapa final. Cuando se emprendió este trabajo, el cálculo previsto para abordar interdisciplinariamente esos edificios era de dos

años. Hace una década, en el transcurso del primer proyecto, se insistió en la necesidad de realizar estudios exhaustivos que explicaran de manera integral esos edificios conventuales iniciados durante el siglo xvi, con el propósito de hacer una nueva historia social, constructiva y artística. Este proyecto se ha llevado a cabo y hoy culmina con éxito. En efecto, la principal contribución académica ha sido la vinculación entre diferentes perspectivas y métodos provenientes de disciplinas como la historia, la historia del arte, la arquitectura, la arqueología y la restauración, que dieron como resultado los libros Yuriria. Construcción, historia y arte de un convento agustino y El convento de Yanhuitlán y sus capillas de visita. Construcción y arte en el país de las nubes, así como el presente volumen, que trata sobre el convento franciscano de la ciudad de Tlaxcala. A lo largo de estos años se estudió la actividad de las tres órdenes religiosas que emprendieron la conversión de los indígenas conquistados en tres entornos geográficos y sociales diferentes; se examinaron los métodos de catequización, las relaciones entre encomenderos, frailes e indios en los casos de Yuriria y Yanhuitlán, así como entre la Corona y el cabildo indígena en el de Tlaxcala, además de los sistemas de tributo que hicieron posible la construcción de los conventos iniciales y su ampliación, gracias a los patronos o a las riquezas que los frailes obtuvieron a lo largo de los siglos XVII y XVIII. Se identificaron las técnicas constructivas empleadas en la edificación de los tres conjuntos frailunos y, en cada caso, se les vinculó con los procesos sociales, económicos y políticos en los que se circunscribieron. También se dio a conocer la historia constructiva de los tres inmuebles, ilustrando sus diferentes etapas por medio de planos, de plantas y alzados isométricos que evidenciaron gráficamente las superficies originales, las dependencias con que contaban, las etapas de crecimiento y los agregados de los siglos XVII y XVIII, incluyendo modificaciones, interpretaciones e invenciones de sacerdotes, políticos y restauradores durante las dos centurias anteriores y lo que va del siglo XXI”, de la autoría de González Leyva, Alejandra, de la obra “Tlaxcala, La invención de un convento”. México: Facultad de Filosofía y Letras, Dirección General de Asuntos del Personal Académico, Universidad Nacional Autónoma de México, 2014.

 

Otro texto sobre el Convento es el siguiente: “El reclamo por donaciones de mayordomos ante el cabildo en favor de las cofradías que representaron fueron una constante antes y después del proceso de secularización de las parroquias en 1640, como lo muestran algunos casos documentados en este trabajo. Por ejemplo, bajo la administración franciscana, el 10 de octubre de 1627, don Diego de los Ríos presentó una petición al cabildo de la ciudad de Tlaxcala en su calidad de mayordomo de la cofradía del Santísimo Sacramento de Nuestra Señora de la Asunción del convento de San Francisco de esa ciudad. En la solicitud, el mayordomo exigió al apoderado Gregorio de la Cruz exhibir el testamento de Jerónima de los Ángeles, pues tenía conocimiento de que la occisa heredó unas casas y un solar para sufragar los gastos del adorno de la imagen del templo”, se destaca en el artículo “Derramas y conflictos en las cofradías de indios en la Provincia de Tlaxcala, Siglos XVII y XVII”, Emmanuel Rodríguez López, Benemérita Universidad Autónoma De Puebla (BUAP) (Puebla, México). Antrópica. Revista de Ciencias Sociales y Humanidades. Año 5, vol. 5, núm. 9, enero-junio 2019, Dossier 2, pp. 227-243. Universidad Autónoma de Yucatán. Mérida, Yucatán, México. ISSN: 2448-5241.

 

También investigadores extranjeros han escrito sobre el Convento, ejemplo, George Gibson propone en su libro: “Tlaxcala en el siglo XVI” lo siguiente: “Esta ayuda se dio solo después de que los ejércitos tlaxcaltecas no pudieron derrotar a los españoles… La determinación

española de marchar contra Tenochtitlan dejo la alianza militar como único camino abierto a los tlaxcaltecas… En tiempos precortesianos, los tlaxcaltecas habían sido casi únicos en el centro de México en haber logrado resistir a los aztecas. Después de la Conquista, conservaron este vigoroso sentimiento de patriotismo local, y establecieron una forma notable de vida colonial…No es excesivo explicar tanto la independencia anterior a la Conquista, como la campaña posterior a ella por conseguir privilegios como expresiones de un vigoroso patriotismo de los tlaxcaltecas, en el cual la alianza con los españoles surge como característica de valor secundario… El objeto inmediato del patriotismo tlaxcalteca en 1519 fue derrotar a los españoles y conservar su independencia frente a cualquier potencia exterior.”

 

En el artículo: ‘La Iglesia de La Asunción de Tlaxcala y La Capilla Abierta de San Francisco’. Un ensayo sobre la identidad tlaxcalteca durante los siglos de la colonia española, escrito por la restauradora Elsa Dubois López, del Centro INAH / Tlaxcala, en el cual establece que: “Los tlaxcaltecas de los años de la post conquista, adoptaron literalmente la fiesta de La Asunción de María como su Patrona, el 15 de Agosto de 1521; es decir, tres días después de la caída de México-Tenochtíilan; día en que con gran júbilo, los indígenas celebraron ‘su victoria’, -entiéndase para este estudio- junto con ‘sus aliados los españoles’. Es más, esta adopción de La Asunción, fue asombrosamente reiterada como forma de identidad de la Nación Tlaxcalteca, conjurada pocos años después como República”, expresa la autora”.

 

Sobre el Convento, el poeta y literato Miguel Nicolás Lira escribió: "Cuando el viajero llega a Tlaxcala por la ruta de San Martín Texmelucan, al penetrar por la loma poniente, puede advertir la enhiesta torre aislada, alta, de base cuadrangular, coronada por la bóveda hemisférica, cuya potente y privilegiada voz de su gran campana envuelve en ondas de grave sonido a toda la ciudad."

 

LA RUTA PARA SER DECLARADO PATRIMONIO MUNDIAL DE LA UNESCO

 

Luz de Lourdes Herbert Pesquera, directora de Patrimonio Mundial del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), comentó que con la inscripción del Conjunto Conventual Franciscano concluye un proceso de 17 años de afanes compartidos para lograr lo que consideró “un acto de justicia para el recinto monumental que fue puerta inicial de la empresa evangelizadora en el Nuevo Mundo”, al haber sido construido entre los años 1537 y 1540 tras la alianza entre los españoles y tlaxcaltecas que fue además un evento clave para el imperio mexica.

 

“Como se recordará, este inmueble fueron inscrito en el listado internacional el 17 de diciembre de 1994, por constituir un testimonio del patrón arquitectónico concebido para lograr la evangelización de un extenso territorio y que compartía, dentro de sus características principales, el uso de espacios abiertos, como los grandes atrios.

Fue el pasado 19 de febrero del año 2020, cuando el gobernador de Tlaxcala, Marco Antonio Mena Rodríguez, inscribió al Conjunto Conventual Franciscano y Catedralicio de Nuestra Señora de la Asunción ante el Centro de Patrimonio Mundial de UNESCO, en París; la primera ocasión en que el monumento fue nominado ocurrió en el año 2004 durante la administración del exgobernador Alfonso Sánchez Anaya para obtener la

declaratoria de Patrimonio Mundial que ya Tlaxcala consiguió”, da a conocer la reportera Lucía Pérez para el periódico ‘El Financiero’, hoy 27 de julio de 2021.

“Se creará Comisión de Trabajo con historiadores, especialistas, expertos y académicos para solicitar en primera instancia que el Congreso del Estado haga la declaratoria estatal. Por unanimidad de votos, el Cabildo de Tlaxcala aprobó este fin de semana reiniciar el procedimiento para lograr que el conjunto catedralicio y conventual de Nuestra Señora de la Asunción, Ex convento de San Francisco de la ciudad capital, sea declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad ante la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

La presidenta municipal de Tlaxcala capital en 2018, presentó a José Antonio Aguilar Durán como asesor en la integración del expediente, al recordar que se trata de una persona que tiene un avance importante por el trabajo realizado desde 2002, cuando por primera ocasión el Estado inició con dicho procedimiento, pero fue suspendido por razones ajenas.

Precisó que algunas de las acciones inmediatas será celebrar un convenio de colaboración con la Secretaría de Cultura federal a través del INAH, el Gobierno del Estado a través del Colegio de Historia de Tlaxcala, el Obispado de Tlaxcala, la Universidad Iberoamericana campus Puebla y la Embajada de España en México, amén de que se conformará una Comisión de Trabajo de historiadores, especialistas, expertos y académicos para solicitar en primera instancia que el Congreso del Estado haga la declaratoria estatal”, así lo dio a conocer el área de comunicación social del gobierno municipal de Tlaxcala en marzo de 2018.

En octubre de 2018, recibe Francisco López el Expediente del Ex-Convento de Nuestra Señora de la Asunción para solicitar a la Unesco su declaratoria como Patrimonio Cultural de la Humanidad. La alcaldesa también entregó el expediente al director de Patrimonio Mundial del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Francisco López Morales. Ahí, le solicitó públicamente agilizar el trámite ante la Unesco para encaminar la declaratoria.

El lunes 17 de junio de 2019, firma INAH convenio de colaboración con El Colegio de Tlaxcala. Previo a la formalización del convenio, el titular del INAH encabezó una reunión de trabajo encaminada al reconocimiento como Patrimonio Mundial, del Ex Convento Franciscano de Nuestra Señora de la Asunción. Con el objetivo de emprender actividades conjuntas desde sus esferas de competencia, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) firmó esta tarde un Convenio General de Colaboración Académica, Científica y Cultural, con El Colegio de Tlaxcala (Coltlax). La signatura del acuerdo, encabezada por el antropólogo Diego Prieto Hernández, director general del INAH, y por la doctora Angélica Cazarín Martínez, titular del colegio, se llevó a cabo en la sede de esta última institución, con la presencia del gobernador de Tlaxcala, Marco Mena Rodríguez, como testigo. Cabe mencionar que la presentación de la inscripción estuvo presidida por el Director del Centro INAH en Tlaxcala, José Vicente de la Rosa Guerrero; el Secretario de Desarrollo y Obras Públicas, Emiliano Alejandro Serrano García; el Asesor de Patrimonio Cultural- Social, José Antonio Aguilar Durán y el Padre, Francisco Rodríguez.

 

 

LAS CARACTERÍSTICAS DEL CONJUNTO CONVENTUAL FRANCISCANO Y CATEDRALICIO DE NUESTRA SEÑORA DE LA ASUNCIÓN.

Este monasterio fue uno de los cuatro primeros que edificaron los franciscanos a su llegada al continente en el siglo XVI, junto con los de Huejotzingo, Texcoco y el de la Ciudad de México.

“El Ex Convento de San Francisco, ubicado en la ladera de un cerro al sur de la ciudad de Tlaxcala, fue construido por mano de obra indígena a partir de 1526, a cargo de fray Martín de Valencia. A lo largo de su historia, el espacio ha tenido varios usos, entre ellos: cuartel militar, hospital, penitenciaria y, desde 1981, como recinto museístico”, comentó en su momento Diana Molatore Salviejo, directora del Museo Regional de Tlaxcala.

La ‘Pila de Agua Bendita’ labrada en piedra, ubicada en la entrada del Convento de San Francisco, hoy Catedral de Tlaxcala Nuestra señora de la Asunción, Tlaxcala, principios del siglo XX. Se observa una losa con la siguiente leyenda: "En esta fuente recibieron la fe católica los cuatro senadores de la antigua república de Tlaxcala. El acto religioso tuvo lugar el año de 1520, siendo ministro don Juan Diaz Capellan del ejército conquistador y padrinos el capitán don Hernando Cortez y sus distinguidos oficiales don Pedro de Alvarado, don Andrés de Tapia, don Gonzalo de Sandoval y don Cristóbal de Olid a Maxixcatzin se le dió el nombre de Lorenzo y a Xicohtencatl se le dio el nombre de Vicente y a [ilegible, posiblemente tlahuexolotzin] el de Gonzalo y Zitlalpopocatl el de Bartolome asi lo refieren las historias escritas por Camargo Tor [texto final no visible, posiblemente torquemada y Betancourt].

EL GUARDIÁN DEL CONVENTO DE SAN FRANCISCO DE TLAXCALA

Fray Diego de Valadés (1533-1582)

“Nació en la ciudad de Tlaxcala, hijo del conquistador Diego Valadés y de una indígena tlaxcalteca. Ingresó a la orden franciscana después de haber logrado una brillante carrera literaria. Fue discípulo y secretario particular de Fray Pedro de Gante, ayudándole en el colegio de San José de los Naturales, impartiendo clases de dibujo y pintura. En 1570 fue guardián del convento de San Francisco de Tlaxcala y fue el primer mexicano que imprimió un libro en Europa; Rhetorico Chistiana, que se publicó en Perugia, Italia, en el año de 1579. La obra, es un compendió de la cultura de aquella época; trata de teología, filosofía, historia y educación, y es una de las producciones literarias hispanas más importantes del siglo. En esta Santuario se encuentra también la primera pila bautismal del Continente Americano. Asimismo, en ella se conserva el primer púlpito de la Nueva España”, se describe en la ‘Enciclopedia de los Municipios y Delegaciones de México’.

Fuentes:

-De la autoría de González Leyva, Alejandra, de la obra “Tlaxcala, La invención de un convento”. México: Facultad de Filosofía y Letras, Dirección General de Asuntos del Personal Académico, Universidad Nacional Autónoma de México, 2014.

 

-Artículo “Derramas y conflictos en las cofradías de indios en la Provincia de Tlaxcala, Siglos XVII y XVII”, Emmanuel Rodríguez López, Benemérita Universidad Autónoma De Puebla (BUAP) (Puebla, México). Antrópica. Revista de Ciencias Sociales y Humanidades. Año 5, vol. 5, núm. 9, enero-junio 2019, Dossier 2, pp. 227-243. Universidad Autónoma de Yucatán. Mérida, Yucatán, México. ISSN: 2448-5241.

 

-En el artículo: ‘La Iglesia de La Asunción de Tlaxcala y La Capilla Abierta de San Francisco’. Un ensayo sobre la identidad tlaxcalteca durante los siglos de la colonia española, escrito por la restauradora Elsa Dubois López, del Centro INAH / Tlaxcala.

 

-‘Enciclopedia de Los Municipios y Delegaciones de México’.

 

-Poeta y literato Miguel Nicolás Lira

-file:///C:/Users/windows%20user/Downloads/181-Texto%20del%20art%C3%ADculo-606-2-10-20190521%20(1).pdf

-https://ru.historicas.unam.mx/handle/20.500.12525/226