*



Los grades retos para las nuevas administraciones gubernamentales

Martes, Junio 8, 2021 - 20:41

Espacio Político

Una vez que la mayoría de Tlaxcaltecas decidieron quiénes van hacer sus gobernantes, el gran dilema de hoy en adelante, será saber si quienes fueron favorecidos con el voto de la ciudadanía, tienen los mínimos conocimientos para gobernar una comunidad, un municipio o saber legislar a nivel federal y estatal, si bien, ya están elegidos la mayoría de representantes populares, ahora viene lo más importante, que los elegidos sean personas que conozcan las necesidades de los lugares donde van a gobernar, que las nuevas autoridades sean personas honestas que presenten sus declaraciones de 3 de 3, pero lo principal, que los nuevos gobernantes quieran trabajar, haciendo a un lado lujos y hasta excentricidades, ¿Por qué digo esto? porque tanto presidentes municipales, como diputados, lo primero que hacen es comprar camionetas o autos de lujo, para demostrar un poder que en muchas ocasiones es efímero.

Si bien, las elecciones en todo el estado casi transcurrieron en calma, por ahí surgieron algunos comentarios, como fue el acarreo de votantes, la entrega de dinero, de utensilios como refrigeradores, calentadores solares y un sinfín de despensas, pero algo que llamó la atención, fue la presencia de muchos votantes desconocidos, que no eran reconocidos por los vecinos de las comunidades y de los municipios, sin duda una operación hormiga, que sí fue cierta, lo único que va a propiciar es que much@s de los nuevos gobernantes, serán personajes sin el más mínimo de experiencia, que sólo van a llegar a las comunidades, a los municipios y al Congreso del Estado, a llenar sus bolsas, como pasó con los actuales diputados locales.

En lo que se refiere a la gubernatura, la decisión mayoritaria de elegir a Lorena Cuellar, como la segunda gobernadora de Tlaxcala, sin duda deja muchas dudas, primero; será importante saber si no llega como el último de los mocanos: Mariano González Zarur, quien llegó con resentimientos, prepotencia y buscando no a quien se la hizo, sino quien se la pagara, llegó con soberbia y con una prepotencia, que pensaba, que el mismo suelo no lo merecía que lo pisara, ojalá Cuellar Cisneros, no llegue con la guadaña y con la cuarta como el hacendado, ya mando el primer mensaje de que su gobierno va estar cerca de quienes la apoyaron, y no de todos los tlaxcaltecas como lo mencionó en su discurso, ¿Por qué digo esto? porque en su primera fiesta del triunfo, únicamente invito a sus seguidores, a los que según votaron por ella, y porque muchos de los que aparecen en las fotografías, jugaron con dobles cartas, por un lado la mitad de familia estaba con Anabell Ávalos y la otra mitad con Lorena Cuellar, juego perverso que les dio resultado.

De ahora en adelante, el gran reto de la nueva inquilina de Palacio de Gobierno, será hacer una reconciliación entre las diferentes clases sociales del estado, y porque no decirlo, hasta de familias que quedaron divididas después de este proceso electoral, lo más importante para los Tlaxcaltecas, será sin lugar a dudas, el no tener una gobernadora con resentimientos, prepotente,

altanera y que quiera imitar al presidente Andrés Manuel López Obrador, quien canceló obras de grandes magnitudes, canceló programas y apoyos, gobierna con ocurrencias y lo más lamentable, es un presidente muy mentiroso, ojalá nuestra nueva Gobernadora, no caiga en la idea de gobernar queriendo simular el populismo, o querer gobernar para unos cuantos.

Uno de los grandes retos de la nueva Titular del Poder Ejecutivo Estatal, será seleccionar la gente que va a formar su gabinete, ojalá no se llené de personajes con dudoso pasado, ya se mencionan algunos nombres, pero muchos son amantes del dinero y de la buena vida, en mi próximo comentario, mencionaré y haré referencia del currículo de algunos de ellos, ya que, según comentarios, ya inicio el jaloneo para las Secretarías, direcciones y coordinaciones, se juegan seis años de poder.

Con la elección de Lorena Cuellar Cisneros, como gobernadora se abre un nuevo capítulo para Tlaxcala.