*



La vejez es la edad del atardecer, pero hay atardeceres que algunos paran de mirar

Lunes, Mayo 3, 2021 - 14:11

.

El mundo está envejeciendo, más de 11% de su población total son Personas Adultas Mayores. Esta tendencia es parecida en México con una relación del 10% de población en este sector. En Panotla lo mismo, somos el séptimo municipio en el estado con mayor número de adultos mayores con 11.8% de la población.

 La ONU predice que el envejecimiento de la población está a punto de convertirse en una de las transformaciones sociales más significativas del siglo XXI, con consecuencias para casi todos los sectores de la sociedad, entre ellos, el mercado laboral, financiero y la demanda de bienes y servicios(viviendas, tranportes, protección social...), así como para la estructura familiar y los lazos intergeneracionales. 

Lo fundamental es observar qué están haciendo las administraciones públicas para atender el problema y así partir de bases ya solventadas o reestructurar planes o programas que recuperen la inercia de una política pública solventada en dignidad, atención, participación social mediante programas públicos que brinden pensiones, atención médica y otras formas de protección social.

 Los datos más recientes de el Departamento Económico y Asuntos Sociales de la ONU nos plantea un reto por seguir, y es que en América Latina los adultos mayores dependen en gran medida de las transferencias públicas, esto quiere decir que fuentes privadas de ingreso quedan exenta en la mayor parte de los casos (ahorros, trabajo, autoempleo) y supone un esfuerzo aún mayor en el caso de países como México.

En el caso de Panotla, el rápido envejecimiento de la población, sumado al cambio epidemiológico, a causa de la pandemia del COVID- 19 y enfermedades se traduce en cambios sustanciales en el perfil de la demanda de servicios, ya que el envejecimiento va acompañado de discapacidades, siendo las más frecuentes la motriz, la visual y la auditiva.

Estos próximos planes no pueden entenderse desde un único enfoque, sino que tienen que retribuir beneficios a una transversalidad de problemáticas que traen consigo la vejez.

Uno de esos enfoques a atender en el caso del municipio de Panotla es el relacionado con que a las personas mayores se las percibe cada vez más como elementos que contribuyen al desarrollo; en el estado y a nivel municipal, se considera que sus habilidades para mejorarse a sí mismas y a la sociedad se deberían integrar en las políticas y en los programas a todos los niveles. 

En las próximas décadas, muchos países, estados y municipios estarán sometidos a presiones fiscales y políticas debido a las necesidades de asistencia sanitaria, pensiones y protecciones sociales de este grupo de población en aumento. Para poder estar preparados en este posible hecho, propongo las siguientes recomendaciones:

1.- Generar un censo específico de adultos mayores en el municipio. Los datos arrojados por el INEGI no nos muestran datos que son de nuestro interés (cantidad de adultos mayores que trabajan, pensionados, discapacitados, con cuidados, etc.) para poder generar políticas públicas o programas para atender problemáticas hacia este rubro.

2.- Gestionar espacios de recreación y dispersión para este sector vulnerable de la población.

3.- Optimizar en la población juvenil y adulta programas de concientización de la vejez que promuevan la concientización del cuidado hacia el respeto de los adultos mayores así como la generación de planes de vida con vista hacia la vejez.

Estos son algunos de los elementos que recomiendo a tomar en cuenta por próximos gestores municipales. El progreso hacia el logro de los Objetivos para el Desarrollo Sostenible está estrechamente relacionado con las tendencias demográficas. 

Se necesitan políticas y programas con visión de futuro que consideren la dinámica de la población actual municipal futura para lograr el desarrollo sostenible tal como se articula en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, incluido el cumplimiento de la promesa de que nadie se quedará atrás.